Tagged: arquitexto

PORTADA 97 ƒ

Editorial 97

 

Santo Domingo: de ciudad a metrópolis

“Una metrópolis debe visualizarse como un pequeño país y no como una gran ciudad” fue una de las ideas centrales expuestas en el reciente Taller Metropolitano de Santo Domingo. En las últimas seis décadas, la ciudad de Santo Domingo ha sido objeto de un amplio proceso de expansión urbana que no solo ha desbordado el territorio sino también la capacidad de gobernanza y gestión de las autoridades municipales. El término Gran Santo Domingo empezó a usarse en el 2001 y se refiere a toda la zona metropolitana, que abarca el Distrito Nacional y la provincia de Santo Domingo, integrada actualmente por siete municipios y siete distritos municipales.

En este contexto, el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, a través de la Dirección de Ordenamiento y Desarrollo Territorial del Viceministerio de Planificación con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo, organizó un taller para abordar la planificación del Gran Santo Domingo con la conducción de Pedro B. Ortiz, especialista en la materia y autor del libro The Art of Shaping the Metropolis. El taller denominado Brainshop Metropolitano consistió en un extenso trabajo de seis días donde expertos de diferentes disciplinas, guiados por Ortiz, abordaron los grandes problemas de Santo Domingo en cuanto a medioambiente, vivienda y suelo, movilidad, recursos sociales, económicos y gobernanza, entre otros. La metodología empleada partió de su teoría sobre el Genoma Metropolitano <www.pedrobortiz.com>, que integra los cuatro componentes básicos de la metrópolis: económico, social, institucional y físico (natural y urbano).

Para Pedro Ortiz, no basta con hablar de los problemas típicos de las grandes metrópolis ni emprender programas de diálogo y articulación de voluntades; tampoco aplicar las metodologías de las grandes organizaciones internacionales para la construcción colectiva de una gobernanza metropolitana. El experto hace hincapié en que para alcanzar lo que él llama una metrópolis inteligente hay que ir más allá: depende de tener un buen hardware y un buen software, infraestructuras y conocimientos, ciudad y ciudadanos. Es decir, recursos sociales, programas basados en un sistema de valores que nos permitan trabajar juntos para lograr un mejor resultado, y una visión integral en la que se conjuguen los programas de las diversas áreas –economía, formación, transporte, infraestructura, etc.– con la estrategia adecuada. Entre las prioridades señaladas por los distintos grupos de trabajo se destacan: la necesidad de una articulación metropolitana de medioambiente, la expansión integrada de transporte y vivienda, la gestión y financiación de vivienda y suelo, la descentralización de actividades y equipamientos, la prognosis de las infraestructuras básicas de agua y residuos, y el planteamiento de proyectos de acupuntura urbana que puedan detonar cambios en determinadas áreas.

Como se expresaba en los documentos iniciales del taller, todos los equipos coincidieron en que Santo Domingo se encuentra ante el gran reto de consolidar una transformación que le permita afrontar exitosamente el desafío de un proceso de metropolización y aprovechar las potencialidades que aún tiene para producir espacios en los que prime la calidad de vida, la equidad social y la eficiencia económica. Lograr este objetivo dependerá de la actitud y la capacidad de los actores fundamentales que accionan en ella para asumir estos retos.

Durante el taller, la Facultad de Arquitectura y Artes de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (entidad colaboradora del evento) dejó instaurada la Mesa Metropolitana de Arquitectura y Urbanismo, una loable iniciativa que vincula la universidad con los procesos de planificación mencionados.


Indice

 

Proveedores

Equipamiento

18. Ascensores Thyssenkrupp: Soluciones 
de accesibilidad,

Evento

20. Turismo accesible, Adis Ozuna .

Concurso 

21. 26 concurso de arte Eduardo León Jimenes. Guadalupe Casasnovas, Danilo de los Santos y Myrna Guerrero,

Arte

28. Placebos De Jorge Pineda, Guadalupe Casasnovas.

Crítica

33.  Arte, Arquitectura y 
viceversa: Limber Vilorio, Alex Martínez Suárez.

Bioclima

40. La casa ausente, Elia Martínez

Evento

46.Trienal de Arquitectura de Lisboa  , Yina Jiménez Suriel

 Crítica

50. El Arquitecto y su obra: Luis Vidal + Arquitectos, Michelle Valdez

 Obras

64. Salón de exposición de Lexus, Michelle Valdez

72. Multiusos Carol Morgan School, Carmen Ortega González

82. Downtown Center, Carmen Ortega González

100. P.F. Chang’s, Michelle Valdez

108. Kah kow Experience, Carmen Ortega González

118. Casa del Arroyo, Carmen Ortega González

126. Apartamento De La Torre Logroval Xvi, tomado de la memoria descriptiva.

PORTADILLA 96 ƒ

Editorial

El territorio al desnudo

Durante años se ha planteado en nuestro país la necesidad de ordenar el territorio y su uso como una herramienta para enfrentar los cambios del clima; sin embargo, hoy en día sufrimos las consecuencias de postergar y no priorizar el diseño, implementación y gestión de una política pública para impulsar un proceso de ordenamiento territorial y con ello garantizar un mejor uso y ocupación del territorio.

El año pasado, todo el país ha sido escenario de una serie de fenómenos meteorológicos que dan testimonio de importantes cambios de los patrones climáticos, los cuales se manifiestan en el cambio de época de las precipitaciones, en el aumento de los niveles de pluviometría en cortos períodos de tiempo, en los cambios de las ondas de calor, en el incremento de los niveles máximos de temperatura y en los prolongados períodos de sequía. Estos cambios del clima y su impacto sobre una gran parte de la población han puesto al desnudo la triste realidad de la ocupación del suelo de la República Dominicana.

En la actualidad, el aumento de las precipitaciones desborda la capacidad real de los cursos de agua, y las aguas vuelven a ocupar los espacios que un día fueron su cauce, destruyendo todo lo que encuentran en su trayecto. De igual manera, el incremento de las lluvias en los centros metropolitanos pone al descubierto una serie de territorios que nunca debieron ser urbanizados, al igual que resalta la deficiencia de los sistemas de alcantarillado pluvial, un elemento fundamental para que las ciudades sean más resilientes antes estos nuevos patrones climáticos.

Al salir de las zonas metropolitanas consolidadas, compuestas por torres confortables o casas bien resguardadas, se presenta la otra realidad de nuestra nación, con asentamientos humanos ubicados en zonas de alta vulnerabilidad –debido a la condición del suelo, a los elevados porcentajes de las pendientes o por su cercanía a zonas costeras o cauces de ríos– y salpicados con un ingrediente de pobreza, hacinamiento, deficiencia de servicios públicos y falta de oportunidades, lo cual incrementa el grado de sensibilidad de la población ante cualquier fenómeno climático extraordinario.

Finalmente, las prolongadas temporadas de sequía que preocupan a los tomadores de decisiones y a la población en general –ante una eventual reducción de la disponibilidad de agua para el consumo humano, para las actividades productivas o para energía– son cada vez más alarmantes para una zona urbana en continuo crecimiento espacial y poblacional.

El panorama descrito muestra un territorio con altos niveles de sensibilidad ante esta ola de cambios mundiales que tienen importantes repercusiones para las naciones insulares. Hasta el momento, las respuestas impulsadas para enfrentar esta situación son de carácter reactivo, y buscan matizar los impactos de estos fenómenos sobre la población; sin embargo, lo sucedido en la Republica Dominicana en los últimos meses debe impulsar una reflexión activa de todos los actores para producir una respuesta preventiva al cambio climático que debe considerar la definición de una política de Estado que ordene el territorio y, con ello, su gente, sus actividades y sus recursos naturales.

Erick Dorrejo

 

Indice

 

Arte

 21. ¿adónde nos puede llevar un portafolio de artes visuales? >Guadalupe Casasnovas.

Proveedores 

18. Equipamiento> Fábrica sostenible de ascensores de alta tecnología, >

26. Materiales> Baldosas hidráulicas. > Carmen Ortega González

Objeto

 28. los Relojes de Moisés Quesada> Massiel Santos.

Evento

 32. Diseño República Dominicana 2016 > Angélica Rodríguez Bencosme.

38. una conversación con Héctor m. Pérez >Carmen Ortega González.

58. green building expo 2016> Marcos A. Blonda.

Urbanismo

 50. Planificar el Santo Domingo del Siglo xxi > Vanessa Espaillat-Lovett.

Tema central  

60.  La construcción física y humana de la nueva BARQUITA > Carmen Ortega González,

Diseño

84. Hotel Real Intercontinental > Michelle Valdéz

108. Tienda cerarte Santiago > Carmen Ortega González

122. Chavón, la escuela de diseño > Carmen Ortega González

 132. La fábrica > Michelle Valdéz

Diseño > Paisajismo

44. Aguas calientes > Otniel de Moya y Eduardo Sánchez Reyna 

 

 

Portada 94 ƒ.indd

http://arquitexto.com/

Editorial

 

Centro histórico: un espacio urbano habitado y habitable

Hace apenas unos meses, la casa francesa Chanel presentó un desfile histórico en el centro de La Habana, en el icónico paseo del Prado, y logró que por unas horas La Habana recuperara el glamour que tuvo en otros tiempos. El paseo del Prado es una ancha avenida construida en 1772 y remodelada a principios del siglo XX, que comienza casi a orillas del mar y termina a pocos metros de emblemáticas construcciones de la ciudad, como el Gran Teatro de La Habana y el Capitolio. El hecho de usar dicha alameda como pasarela de la alta costura proporcionó una nueva oportunidad para apreciar la riqueza del patrimonio histórico y cultural de los pueblos latinoamericanos y caribeños. Para corroborarlo, basta señalar que hay 37 centros históricos de nuestras regiones que han sido declarados por la Unesco como patrimonio mundial de la humanidad, entre ellos, la Ciudad Colonial de Santo Domingo.

Desde el año 2012, el Ministerio de Turismo lleva a cabo el Programa de Fomento al Turismo de la Ciudad Colonial de Santo Domingo (PFTCC), un programa de inversiones con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo. En el mes de junio se completó la primera fase de cuatro años, y actualmente se está negociando una segunda fase de seis años más. Entre otros objetivos, las medidas del programa están dirigidas a la recuperación de la Ciudad Colonial y a dinamizar su economía urbana a partir de la conservación y revitalización del patrimonio tangible (espacios públicos y edificios) e intangible (diversidad social y cultural). En un contexto más amplio, el PFTCC pretende posicionar al país como destino de turismo cultural de alto estándar, abriendo nuevos nichos de mercado complementarios a los de “sol y playa”.

Las evaluaciones realizadas a medio término (2015) indican que en estos cuatro años el programa ha logrado mejorar la calidad del espacio público, frenar el deterioro físico que había experimentado el centro histórico (se renovaron 2.5 km de calles, se rehabilitaron 680 fachadas y se pintaron 700, y se modernizaron los principales museos); e incrementar la oferta local (320 nuevos negocios y atracciones para residentes y visitantes). Además, la cantidad de vecinos que se van del centro ha disminuido.

Otros resultados se relacionan con la inclusión económica y social de la población y una gestión turística sostenible: capacitación de vendedores ambulantes y certificación de las personas cuyo trabajo está relacionado con el turismo, planes de animación urbana, creación de puntos de información y diseño de rutas turísticas, creación del centro comunitario y de gestión social, del Observatorio Turístico de la Ciudad Colonial y de la Oficina de Turismo Sostenible, entre otros.

Como bien lo señala la oficina coordinadora del programa, estos logros han sido posibles gracias a la colaboración de múltiples instituciones gubernamentales y municipales, entidades empresariales y de la sociedad civil, pero más que nada a la participación de la población local que, en un 93%, no piensa mudarse y considera que al término del programa el atractivo turístico habrá mejorado. Esperamos que estos trabajos para recuperar el centro histórico se realicen siempre bajo el concepto de mantener su carácter de espacio urbano habitado y habitable, motor de la cultura, el bienestar y la economía de los ciudadanos.

Contenido

EVENTO > DISEÑO REPÚBLICA DOMINICANA DRD. p. 18
OBJETO > ALG, ENTRE EL ARTE Y LA COMUNICACIÓN CONTEMPORÁNEA. Michelle Valdez, p. 20
EQUIPAMIENTO > ASCENSORES thyssenkrupp, p. 24
PUBLIRREPORTAJE > XII PREMIO OBRAS CEMEX REPUBLICA DOMINICANA, p. 28
ARTE > 7,300 DÍAS EN LA COLECCIÓN JUAN MANUEL PORTELA BISONÓ. Guadalupe Casasnovas, p. 30
PATRIMONIO > EL NEOGÓTICO ISLEÑO LLEGA POR BARCO A SANTO DOMINGO. Mauricia Domínguez Rodríguez, p. 36
URBANISMO > AMBER COVE. Carmen Ortega González, p. 46
ZOOM > AMBER COVE . 
Cubiertas, p. 53
PROVEEDORES > REVESTIMIENTOS CERARTE, CERARTEC, p. 54
EMERGENTES > PATRICIA SENCIÓN  Massiel Santos, p. 58
OBRA> AMANERA.  Luis Gabriel Ardila, p. 70
ZOOM > AMANERA. Mosaicos de cemento, p. 86
OBRA> BODY SHOP PUCMM. Michelle Vadez, p. 90
ZOOM > BODYSHOP SANTIAGO. Estructuras y cubiertas metálicas, p. 100
ZOOM > BODYSHOP SANTIAGO. 
Sistema de iluminación, p. 101
OBRA> CAP BANKEI. Ángel Olivero, p. 104
ZOOM > CAP BANKEI. Cortinas de vidrio, p. 113
PROYECTO> LOS FLAMBOYANES. Texto e imagenes del autor,  p. 116
OBRA> PATRICIA FLORES. Michelle Valdez, p. 122

portada93

 https://arquitexto.com

 

Editorial   

Diversificación en la infraestructura turística

Visto rápidamente, se podría decir que el contenido de la edición 93 está compuesto por obras de diversas tipologías; sin embargo, una lectura más atenta nos permite alinearlas en un mismo eje temático relacionado con el turismo.

El Aeropuerto Internacional de Punta Cana es un proyecto de infraestructura y transporte aéreo que desde su creación en 1984 ha sido un elemento clave del desarrollo turístico de la región Este de la República Dominicana. Su continuo proceso de expansión lo ha llevado a ser el número uno del país en cuanto a flujo de pasajeros y conectividad, y su apego a las normas y estándares internacionales –relacionados con la seguridad aeroportuaria, el desenvolvimiento de los pasajeros y la calidad de los servicios– lo han hecho merecedor de importantes reconocimientos dentro y fuera del país. En este reportaje destacamos la calidad arquitectónica de las nuevas terminales, que integran una plástica y espacialidad contemporánea en un estilo original protagonizado por materiales vernáculos como las estructuras de troncos y las cubiertas de cana.

El segundo proyecto es Los Establos, que posiciona la República Dominicana como destino en el mundo del deporte ecuestre, disciplina muy exclusiva y que ha tenido gran auge en los últimos años. Con apenas seis meses en funcionamiento, el complejo ya ha sido sede de importantes competencias internacionales. Sus instalaciones responden a altos estándares y protocolos internacionales en cuanto al cuidado y seguridad de los caballos, y al mismo tiempo son una muestra de arquitectura y diseño de interiores tropical y contemporáneo que destaca el entorno natural.

Por otra parte, el equipo editorial ha visitado nuevamente los estudios de cine Pinewood Dominican Republic de Juan Dolio, dando continuidad a la publicación realizada hace dos años cuando empezaban a funcionar. Esta vez se trata de los edificios de recepción y producción: ambas instalaciones tienen ambientes idóneos para los procesos de creación relacionados con la industria del cine, un sector en auge de la economía dominicana.

También incluimos el rescate y readecuación del parque y el malecón de Miches, un proyecto urbano de pequeña escala pero con un gran potencial como catalizador de cambios para la vida urbana y el atractivo turístico de esa localidad situada en la margen sur de la bahía de Samaná. Esta obra asociada al proyecto de infraestructura vial de la región expande el polo turístico Macao-Punta Cana, y abre nuevas oportunidades para Miches, Sabana de la Mar y otras comunidades de escaso desarrollo pero con recursos naturales de impresionante belleza.

Todas estas obras nos refieren a un futuro esperanzador para la República Dominicana como multidestino turístico, siempre que se cuente con estrategias y planificación adecuadas para atraer nuevas inversiones, diversificar la oferta y maximizar la promoción de otras opciones que abarquen desde el turismo de sol y playa hasta el ecológico y los especializados, como el turismo cultural, de salud, de negocios, de cruceros o el de los hoteles boutique, con proyectos de alto nivel como Playa Grande Beach Club (presentado en el número pasado) y el nuevo Amanera de Aman Resorts que será parte de nuestra próxima edición: ¡estén atentos!

Contenido

Academia

Concurso > Tejánica: Un nuevo centro de tecnología para el Mirex > Carmen Ortega, p. 16

Cultura

Hábitat >  La casa-taller de Salvador Vasallo. el paraíso de un  artista > Guadalupe Casasnovas, p. 26

Viajes > Postales del espacio en bogotá y medellín > Elia Mariel Martínez Moisés, p.33

Teoría y crítica

Evento > Retrato de un maestro testimonio íntimo> Alex Martínez Suárez, p.39

Premio >  Alejandro Aravena: otro Pritzker para Latinoamérica, p.45

Paisajismo > Integración urbana desde el paisaje > Ana Báez Sarita, p.50

zooms

Hábitat senior >Revestimientos de pisos y baños, p.116
Pinewood dominican republic studios >Cerramientos de cristal, p.108

Técnica

Detalle > Estantería divisoria: Oficinas ejecutivas de Pinewood studios y Lantica Media
> Arq. Ivanna Bolonotto, 132
Diseño

Aeropuerto de Punta Cana, p.68

Los Establos, p.82

Pinewood studios, p.96

Hábitat senior, p.110

Solera, p.126

Malecón de miches, p.58

Catojisa, p.118